Entrenamientos HIIT - Cómo funcionan

Publicado en Fitness and tagged Hiit, Entrenamiento, Ejercicio, Fitness

 Woman weight training hiit workout fitness strength Holmes Place

Si continuamente oyes hablar sobre las cualidades mágicas del HIIT para quemar grasa pero no te acabas de fiar del todo, aquí tienes toda la información que necesitas sobre cómo el HIIT transforma tu cuerpo y cómo comenzar a practicarlo.

¿Pasas demasiado tiempo en el gimnasio pero no obtienes resultados visibles? Quizás ha llegado el momento de cambiar al HIIT, conocido también como entrenamiento con intervalos de alta intensidad.

El HIIT es eficaz, útil y extremadamente eficiente. Consiste en realizar ráfagas rápidas de ejercicio intenso, intercaladas con períodos cortos de descanso o actividad ligera. La mayoría de las sesiones de HIIT duran unos 30 minutos, mientras que otras formas de HIIT, como el entrenamiento con el método Tabata, pueden durar hasta cuatro minutos.


Pero, ¿cómo funciona el HIIT, exactamente?


Hazlo lo mejor que puedas

Si tu corazón no parece que vaya a salirse del pecho en cada intervalo de un entrenamiento HIIT, entonces es que no estás trabajando lo suficiente. La clave está en el nombre: estos entrenamientos extremos te exigen que realices el ejercicio lo más intensamente posible, llevando a tu cuerpo al límite.


Es por esta razón que las sesiones de HIIT son tan cortas en comparación con otros entrenamientos más tradicionales. Es imposible llevarlas a cabo durante mucho tiempo. Por más agotadoras que sean, tu esfuerzo se verá recompensado. Cuanto más duro trabajes, más se esforzará tu cuerpo, forzándolo a adaptarse. Y es ahí donde radica la magia del HIIT...


El HIIT quema muchas calorías de una forma muy rápida

Mientras que las carreras de larga distancia requieren que nuestro cuerpo ahorre y libere lentamente la energía en su intento para alcanzar la meta, el HIIT representa el polo opuesto. Intentarás con todas tus fuerzas guardar cada gota de energía de tu cuerpo hasta que llegue el siguiente período de descanso. A medida que vas trabajando múltiples grupos musculares y aumenta tu ritmo cardíaco considerablemente, tu cuerpo necesitará una mayor cantidad de oxígeno, lo que hará que quemes más calorías. Por eso es bueno que acabes jadeando con furia después de tu octavo burpee en un periodo de 30 segundos: significa que estás eliminando esas calorías adicionales, muy rápidamente.


Estimulas tu metabolismo

Los beneficios del HIIT continúan incluso después de que termines el entrenamiento y eso es siempre un éxito. Gracias a los prodigios que conllevan el exceso de consumo de oxígeno después del ejercicio (EPOC), tu metabolismo se mantiene en un nivel elevado, quemando calorías incluso si estás sentado sin hacer nada frente al televisor. Durante ese tiempo, tu cuerpo comenzará a restaurar tus reservas de energía agotadas y a reparar lentamente las proteínas musculares dañadas durante el ejercicio.

¿Con qué frecuencia debería practicar el HIIT?

Aunque pueda resultar tentador realizar HIIT de forma regular, el sobre entrenamiento puede ocasionarte un rendimiento deficiente durante cada intervalo y no podrás alcanzar los niveles que deberías. Si puedes, es mejor fijarte tres días a la semana para que tu cuerpo tenga tiempo suficiente para recuperarse de la intensa naturaleza de estos entrenamientos.


Entonces... estás listo para empezar?

Por si no lo tenías muy claro, el HIIT es un tipo de ejercicio muy exigente. Pero si estás preparado para enfrentarte a un reto y quieres obtener las recompensas que te pueden proporcionar estos entrenamientos más cortos e intensos, no existe mejor alternativa que el HIIT.


¿Necesitas un poco de ánimo adicional para alcanzar tus metas de HIIT? ¿Por qué no contratas a un entrenador personal de Holmes Place para que te ayude a llegar más lejos que nunca?


Publicado en Fitness and tagged Hiit, Entrenamiento, Ejercicio, Fitness.