Dolor agradable: ¿Por qué sentimos el cuerpo dolorido después de una sesión en el gimnasio?

Publicado en Fitness and tagged Personal Training , Entrenamiento, Post entrenamiento, Músculo

muscles sore post-workout fitness gym training Holmes Place

¿Alguna vez has ido al médico y les has dicho que sientes un dolor que te gusta? Lo dudamos. El dolor y el placer juntos no son una buena combinación para la mayoría de nosotros. Pero ¿qué hay del dolor que experimentamos después de hacer ejercicio, con el corazón a mil y empapados en sudor? Este es el bueno. Aquí tienes por qué sucede.

Tú sabes que has realizado un buen entrenamiento cuando todos y cada uno de tus músculos aumentan y te duelen, cada poro de tu piel suda y el corazón te late tan fuerte que piensas que hasta los demás pueden oírlo. ¿Pero qué es lo que hace que nos duela el cuerpo, exactamente?


El dolor muscular de inicio retardado (abreviado fácilmente como D.O.M.S) es el término técnico que utilizamos para referirnos al dolor que sentimos después de los ejercicios. Es una "fiebre muscular" que puede presentarse como dolor después de realizar un ejercicio inusual, especialmente cuando es de alta intensidad. Podemos sentir náuseas y, a veces, la sensación de estar indispuestos. Esto sucede cuando hemos llegado demasiado lejos con un entrenamiento que no hemos realizado antes - a todos nos ha pasado.


Con una fuerte sensación post-entrenamiento que se manifiesta como una enfermedad real, no es de extrañar que tantas personas juren que no volverán a hacerlo. Por eso es tan importante obtener asesoramiento profesional antes de comenzar el ejercicio, con los entrenadores personales de Holmes Place que pueden guiarte a través de tu plan de ejercicios.Aquí tienes los beneficios de entrenar con un experto.


¿Quién es el responsable del dolor muscular?

Antes se pensaba que la acumulación de ácido láctico era la causa del dolor después de un entrenamiento, sin embargo, esto no es real porque el ácido láctico solo prevalece una o dos horas después y esos dolores y molestias pueden llegar a durar días.


El dolor que sientes después de la rutina de ejercicios es, en realidad, el resultado de pequeños desgarros en tus músculos. Estos micro-desgarros hacen que tus músculos aumenten y compensen en exceso la actividad por la que acabas de realizarlos, por lo que se regeneran, creando una nueva fibra muscular que nos hace más fuertes. Otra razón por la que nos duele cuando hacemos ejercicio es debido a un aumento de nuestro flujo de sangre que puede causar una inflamación de los fluidos.


La debilidad puede llevar al dolor

Es importante recordar que la frase 'sin dolor no hay ganancia' es un mito y la falta de dolor no significa necesariamente que no hayas entrenado bien. Por el contrario, todavía podemos hacer ejercicio dentro de nuestras posibilidades y aumentar la masa muscular sin un gran impacto. El dolor en el gimnasio es algo que nos puede hacer huir de nuestro club para no volver jamás. Pero para muchos, el dolor es soportable e incluso placentero, es un dolor que evidencia que lo que estamos haciendo es cambiar nuestro cuerpo para mejorar.


Este dolor que sentimos es un dolor específico relacionado únicamente con el ejercicio, un dolor que solo se puede sentir después de un gran entrenamiento. El reconocimiento de que nos hemos esforzado al máximo, junto con los resultados, el sentirnos realizados, la satisfacción y la mejora de la salud física y mental hace que el dolor de muslos y bíceps congestionados se convierta en un dolor placentero.


Algunos dolores, sin embargo, no son nada llevaderos. Lee nuestra guía para estirar adecuadamente para evitar, prevenir e incluso combatir una de las plagas más comunes: el dolor de espalda.


Entrenamiento Personal | Gimnasio Holmes Place

Publicado en Fitness and tagged Personal Training , Entrenamiento, Post entrenamiento, Músculo.