Cómo evitar los errores del año pasado

Publicado en Lifestyle and tagged Año Nuevo, Fitness, Nutrición, Estilo de Vida

woman indoor gym training medicine ball workout fitness Holmes Place

Haz del año 2019 un año en el que cumplas tus objetivos; sí, incluso los más ambiciosos. A continuación, te indicamos cómo adquirir nuevos hábitos y te conviertas en una persona más feliz y saludable.

Todos somos culpables de hacer nuevos propósitos en año nuevo y no cumplirlos. Ya sabes de qué va: entras en enero con la fuerza de un nuevo inicio. Los supermercados están llenos a rebosar con batidos y comidas de microondas bajas en carbohidratos y tus amigos están afiliándose al gimnasio. Esto se debe a que los dos propósitos más habituales de año nuevo son comer de manera más saludable y perder peso.


¿Entonces, por qué con ese empeño colectivo en convertirnos en versiones más en forma, más saludables y más felices de nosotros mismos cada año, en febrero fallan ocho de cada 10 resoluciones? Ya sea porque quieres llevar tu condición física a un nivel superior o perder algunos centímetros, prestar atención a estos principios puede ayudarte a que el 2019 sea el año en que finalmente cumplas esos propósitos.


Adapta la actitud de "moverte más"

El bienestar y el ejercicio deberían formar parte de tu rutina diaria. Para conseguir eso, necesitas tener tu mente con determinada actitud - es más importante que cualquier parte de tu cuerpo cuando se trata de seguir un plan de entrenamiento. En el momento en que te levantes de la cama, comienza con la intención de moverte más durante el día de hoy y recuérdatelo a lo largo del día. Baja del autobús una parada antes y camina el resto del viaje. Ve a ver a tu compañero de trabajo en lugar de preguntarle algo por correo electrónico. Haz que esa parada en el gimnasio después de trabajar se convierta en parte de tu rutina diaria y pronto se convertirá en algo natural, sin que tengas que poner excusas.


Céntrate en pequeñas victorias

No te dejes engañar por la idea de que lograrás alcanzar tus grandes metas de acondicionamiento físico de la noche a la mañana; para llegar hasta allí deberías concentrarte en completar pequeños retos. No tienen por qué ser extravagantes: simplemente sube las escaleras en lugar de coger el ascensor todos los días o aumentar tu carrera semanal de un quilómetro a dos puede ser un buen comienzo. Con tanto énfasis (y postureo) en las redes sociales sobre los cambios milagrosos de la noche a la mañana, es importante recordar que todavía puedes transformar tu cuerpo con un par de horas de entrenamiento a la semana; solo tardarás un poco más en ver los resultados.


Utiliza más el debería y más el haré

Elabora tus propósitos de manera diferente y tendrás menos posibilidades de fallar Para empezar, la palabra "debería" está llena de culpa y vergüenza. Deberías comer ensalada en el almuerzo, deberías evitar esa copa de vino después del trabajo, deberías ir al gimnasio. Además de crear negatividad en torno a los propósitos de año nuevo, también lo estás haciendo sin convicción. Comienza diciendo que irás a nadar, que te saltarás el vino y que comerás de manera más saludable, de esa manera te mantendrás centrado y firme.


No descuides la hora del descanso

Esta es una parte del rompecabezas que descuidamos a menudo, pero es crucial cuando se trata de la aptitud física. Dormir te prepara para un día más activo y productivo, reajusta tu reloj corporal para que descanses de forma natural y tengas menos probabilidades de tomar ese café con leche o una golosina azucarada de camino al trabajo.


Come bien, siéntete bien, muévete más. Descubre cómo convertirte en socio de Holmes Place puede ayudarte a alcanzar tus metas en 2019 y lee nuestro blog para obtener una buena dosis de fitpiracion para el próximo año.

Publicado en Lifestyle and tagged Año Nuevo, Fitness, Nutrición, Estilo de Vida.