¿Por qué no funcionan los propósitos de año nuevo?

Publicado en Lifestyle and tagged Año Nuevo, Saludable, Estilo de vida, Hábitos, Propósitos

woman training outfit yoga gym training workout fitness gym club Holmes Place

¿Luchas, año tras año, por hacer realidad tus objetivos llenos de buenas intenciones? Aquí tienes lo que estás haciendo mal y las mejores maneras para conseguir que los propósitos de Año Nuevo se mantengan de verdad.

¿Cuántas veces has tomado una determinación en Año Nuevo y has fallado a los minutos, horas, días o semanas? Si tu respuesta es "cada año", formas parte del 80% estimado de personas que también se dan por vencidos y sienten que han fallado. Y ¿por qué crees que no te ha funcionado ni a ti ni a todos los demás?


1. Eres demasiado rígido 

Busca la definición de propósito del Diccionario Oxford y verás que es "la decisión firme de hacer o no hacer algo, la calidad de ser determinado o decidido". Ojo: decidido es una palabra muy fuerte. Ahora echemos un vistazo a la palabra en sí: elimina el "re" (de resolute) y tenemos la "solución". Sin embargo, ¿cuántos de nosotros consideramos esto como una regla no escrita con la que debemos cumplir, en lugar de verlo como una "solución" a los cambios que requerimos? La clave para lograr la "solución" de tu Año Nuevo es la flexibilidad, no permitas que la rigidez se interponga en el camino del progreso. Si sientes que no estás prosperando, fíjate en el método que estás utilizando y reconsidera disminuir el nivel de exigencia y hacerlo más alcanzable para ti. Después de todo, es un propósito personal.


2. El tamaño si que importa

Cuando pienses en los propósitos de Año Nuevo, no pienses en grande. Grande es indicativo de fracaso cuando se trata de realizar un nuevo cambio. ¿Cuántas veces hemos escuchado a la gente decir "paso a pasito"? Esto se aplica también a los propósitos de Año Nuevo. Si tus aspiraciones para 2019 son demasiado grandes, entonces, puede existir mucho más espacio para la derrota.


Aquí tienes los 3 pasos esenciales para empezar y mantener tus nuevos hábitos este nuevo año.


3. Tómatelo con calma

Desde un tema de salud hasta un tema de finanzas, es posible que el propósito del año pasado sea el mismo que el de este año – junto con muchos objetivos más. Y, ¿adivina qué? ¡Has fallado de nuevo! En este caso, la culpa y la vergüenza se dan de la mano. Para la mayoría de nosotros, los propósitos de Año Nuevo consisten en comer más sano, hacer más ejercicio o ahorrar dinero. Algo tremendamente difícil de lograr en cualquier época del año, pero más después de Navidad. Por lo tanto, mueve las reglas del juego. Si sientes que has fracasado, convéncete a ti mismo de que lo vas a intentar más tarde - la culpa solo será un obstáculo para tu motivación.


4. Es a corto plazo y no un cambio de vida

La mayoría de las personas se centrará en los cambios en la salud en lo que respecta a los propósitos de Año Nuevo, y eso, es brillante. Comer más sano, hacer más ejercicio, dejar de fumar, ser más conscientes... son prácticas que mejoran nuestra vida. Sin embargo, ser solo deben ser eso: parte de nuestro estilo de vida y no metas a corto plazo que se deben alcanzar simplemente porque es el comienzo de un nuevo año. Si estás esforzándote para que el acondicionamiento físico se convierta en un elemento permanente en tu vida, nuestros entrenadores personales tienen un valor incalculable cuando se trata de alcanzar objetivos de Año Nuevo. Si tienes amigos o familiares que también pueden beneficiarse de hacerse socios de Holmes Place, habla con ellos para ayudarles a lograr sus propias aspiraciones de acondicionamiento físico: La unión hace la fuerza y entrenar con los tuyos puede ser mucho más inspirador.

Publicado en Lifestyle and tagged Año Nuevo, Saludable, Estilo de vida, Hábitos, Propósitos.