6 buenas maneras de perder 5 kilos (y no recuperarlos de nuevo)

Publicado en Nutrición

¿Estás decidido a confiar en tu cuerpo y deshacerte de esos quilos que se te resisten? Haz una puesta a punto en términos de salud y sigue nuestros consejos: tu peso pronto disminuirá y se mantendrá.

¿Te has propuesto bajar de peso este año? No te pierdas nuestros consejos

Perder peso – es la eterna lucha a la que el 95% de la población se enfrenta a diario. Y nunca es una tarea fácil, especialmente cuando la época del bikini está a la vuelta de la esquina.

¿Estás decidido a confiar en tu cuerpo y deshacerte de esos quilos que se te resisten? Haz una puesta a punto en términos de salud y sigue nuestros consejos: tu peso pronto disminuirá y se mantendrá.

1. Se trata de un estilo de vida, no de una dieta: Este mantra es la clave. Aunque hayas probado todas las dietas del mundo y hayas agotado todos los tipos de terapias de desintoxicación - todos llegamos a ese punto en el que parece ser inevitable el fracaso. Pero no dejes que las dietas de moda sean tu propio perjuicio. Querer perder peso como una solución a corto plazo conduce a dietas de choque y a menudo, los quilos se acumulan de nuevo. Es necesario hacer cambios saludables para revisar tu estilo de vida y mantener esa forma de pensar siempre, lo que te conducirá a una pérdida de peso segura que se mantendrá en el tiempo - recuerda, no puedes alcanzar tus objetivos a largo plazo de golpe.

mantra


2. Apuesta por el ejercicio cardiovascular: Para la pérdida de grasa total, hay una regla de oro esencial: nuestro cuerpo necesita quemar más calorías (producción energética) de las que ingerimos (aporte energético) para bajar de peso. Únete a los ejercicios aeróbicos necesarios, ya que este estilo de entrenamiento utiliza la grasa como su fuente primaria de combustible. ¿Qué tipo de ejercicio cardiovascular deberías practicar? Eso es cosa tuya - lo que más te guste. Recomendamos ir al gimnasio, caminar, correr, ciclismo, remo, natación o saltar.


3. Haz un seguimiento de tu progreso: Fíjate objetivos semanales – convertirá dicho proceso en algo menos intimidante y te animará a mantener el rumbo. Ya se trate de la ingesta de calorías, los quilos que quieras perder o los minutos de ejercicios completados, haz un poco de introspección para averiguar cómo deseas medir tu propio viaje. Nos encanta la aplicación sobre el estilo de vida My Fitness Pal que te ayuda a registrar la dieta diaria y los hábitos de ejercicio, mientras que realiza un seguimiento de tu pérdida de peso.


4. Elige alimentos integrales: cocinar desde cero suena como la necesidad de una dieta más simple, pero una sorprendente cantidad de gente sigue consumiendo comidas procesadas, refinadas. Llenas de ingredientes (como la sal y el azúcar) que no son buenos para ti, convertirte en tu propio chef cada día implicará que sepas exactamente lo que estás dándole a tu cuerpo. Únete a una dieta ligera de verduras frescas, proteínas magras y carbohidratos de grano entero.

integtrales


5. Abandona el alcohol: Ya te hemos dicho que éste no iba a ser un proceso fácil... Eliminar el alcohol del mapa es una cuestión difícil, pero por Dios, hacerlo consigue maravillas. El alcohol contiene una gran cantidad de azúcar y suficientes calorías para superar tu límite diario si te tomas unas copas. En lugar de ir a por una botella de vino, únete a los tés de hierbas o a un simple vaso de agua mezclada con lima, menta y pepino. Marcará una gran diferencia


6. Renuncia al azúcar: De manera alarmante, el azúcar se va filtrando en nuestros cuerpos sin saberlo, bajo el alias de productos saludables - y está causando estragos en nuestras dietas. ¿Sabías que consumimos de media unas 238 cucharaditas de azúcar adicionales a la semana sin darnos cuenta? Esto hace que nuestra batalla para perder peso sea mucho más difícil, sobre todo si no perseguimos nuestros objetivos semanales. ¿Los principales culpables? Los refrescos, las barritas saludables, el alcohol, los yogures bajos en grasa y los aliños para las ensaladas – evítalos como si fueran la peste. En su lugar, consume el azúcar de la fruta natural - y asegúrate de no superar las tres piezas diarias.

sugar

Publicado en Nutrición