Comidas y aperitivos por menos de 200 calorías

Publicado en Nutrición

3 recomendaciones para perder peso y sugerencias de platos y aperitivos por menos de 200 calorías para que te sirvan de ayuda

Controlar lo que comes o empezar una dieta puede ser una decisión adoptada por diferentes motivos. La pérdida de peso y la belleza son, por lo general, las razones principales pero la salud debería ser lo primero. La cantidad de calorías que ingieres define básicamente si consigues perder esos kilos extra o no, pero recuerda que no todas las calorías son iguales. 200 calorías a base de verduras, frutas y decisiones saludables no son lo mismo que 200 calorías de dulces y refrescos.

Aquí tienes algunas reglas básicas que te ayudarán a empezar:

#1 No pases hambre
Puedes hacer dieta sin reducir la cantidad de comida, escogiendo los alimentos adecuados. Un especialista en nutrición será capaz siempre de guiarte, asegurándose de que no pasas hambre ni pones en peligro tu decisión de comenzar una dieta. Comer con regularidad te permitirá controlar tu apetito. Fija rutinas y horarios de comidas que le permitan saber a tu cuerpo y a tu cerebro qué esperar y no ceder a los apetitos ni a las voluntades.

# 2 Agua
El consumo de agua es fundamental para asegurarte de que mantienes hidratado, con altos niveles de energía, el riego cerebral. De 1,5 litros a 2 litros de agua al día mantendrán todo tu sistema en funcionamiento, aumentarán tu resistencia y equilibrio y te ayudarán a controlar tu apetito.

# 3 Descanso
Los estudios han demostrado la correlación entre sueño, actividad y pérdida de peso para concluir que si el período de descanso es insuficiente tendrás una tendencia a acaparar energía y a sentirte más hambriento, querrás más dulces y serás incapaz de mantenerte saludable y de perder peso. Un sueño adecuado dependerá de tu genética y de tu estilo de vida, pero lo recomendado es dormir como mínimo 7 horas cada noche. El descanso adecuado puede marcar la diferencia incluso en términos de ejercicio y de nutrición.

Hay muchas recetas para meriendas y comidas inferiores a las 200 calorías que puedes incluir en tu dieta diaria, que sustituirán otras opciones que pueden ser más altas en calorías y no tan saludables.


Aperitivos:

Chips de boniato - 136 calorías
Deliciosos para acompañar la proteína o simplemente como un regalo, pueden sustituir tus antojos de deliciosos y crujientes aperitivos. Este superalimento (enlace) se puede preparar de forma sencilla y rápida con esta receta de microondas.
Lava y corta en rodajas (con la piel) el boniato y coloca las rodajas finas en una bandeja. Cocerlo en el microondas hasta que estén crujientes y rizados (unos 4 minutos aproximadamente). Se oscurecerán rápido así que no los hagas demasiado. Añade sal si es necesario (pero recuerda que el sodio provoca retención de líquidos que puede provocar hinchazón).

Pan Crujiente con tomate y queso Feta - 175 calorías
Encima de una tostada de pan crujiente coloca un tomate en rodajas y desmenuza queso feta por encima en trocitos pequeños. Espolvorea orégano y pimienta negra y rocíalo con aceite de oliva.


Comidas:

Gambas guisadas - 171 calorías / ración (para 2)
En una sartén de poca profundidad calienta 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 diente de ajo, 1 bulbo de hinojo en rodajas y un poco de perejil. Fríelo durante 15 minutos y añade 500 gramos de tomates cherry, 1 cucharada de pasta de tomate seco y 5 cucharadas de vino de jerez. Llévalo a ebullición y cocínalo a fuego lento durante 25 minutos. Añade de 10 a 15 gambas y cocínalo durante otros dos minutos. Espolvoréalo con perejil y listo para servir.

China Chow-min - 170 calorías / porción (para 4 personas)
Calienta 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande (o wok) y añade en rodajas un pimiento rojo, 125 gramos de tallos de brócoli, 1 zanahoria en rodajas, 125 gramos de champiñones en rodajas y cocínalo durante 3 minutos. Vierte 1 cucharada de vinagre de arroz, 1 cucharada de salsa de ostras y 1 cucharada de salsa de soja. Mézclalo y añade 300 gramos de fideos de huevo. Sírvelo con un toque de zumo exprimido de limón.

Publicado en Nutrición