Desintoxicación deliciosa: Halva cruda

Publicado en Nutrición

Placentera y saludable. Una receta asombrosamente deliciosa para complace a tu paladar y aún así, mantener el proceso de limpieza.

Ingredientes:

⅛ taza de semillas de sésamo
¼ taza de semillas de girasol
¼ de cucharadita de esencia de vainilla
¼ cucharadita de canela en polvo
Cucharadita de sal marina
3 cucharadas de tahini
3 cucharadas de miel espesa
¼ taza de pistachos picados

Receta:

  1. Procesa las semillas de sésamo y girasol en una licuadora de alta velocidad hasta que se convierta en una mezcla espesa. Es importante no molerlas demasiado, ya que se humedecerán demasiado y esto afectará al resultado final.
  1. Vierte la mezcla de semillas en una taza mediana. Añade la canela y la sal y mézclalo bien. Mezcla el tahini, la miel y la vainilla. Añádelo al tazón y utilizando las manos, remuévelo bien. Si la mezcla no se pega, añade media cucharada extra de miel. Continúa mezclándolo bien.
  1. Agrega los pistachos hasta que se mezcle bien. Dáles la forma que quieras presionando firmemente la mezcla con una medida redonda de cucharada, aplanándola con un cuchillo y golpeándola suavemente en una tabla hasta que salgan. Uno a uno, sumergirlos en un cuenco de semillas de sésamo. Esto los deja con un fondo plano y una cobertura de semillas de sésamo. ¡Pequeños bocaditos perfectos!

Publicado en Nutrición