¿Todos los alimentos procesados son poco saludables?

Publicado en Nutrición and tagged Comida Procesada, Nutrición, Receta, Vida Saludable, Comer

frozen cherries berries fruit health nutrition Holmes Place

¿Deberíamos eliminar los congelados por completo? No te dejes intimidar por consejos bien intencionados: incorpora estos alimentos procesados y nutritivos a tu lista de la compra.

Resulta triste que el acto más básico, instintivo y alegre como es comer, a menudo se convierta en motivo de ansiedad y culpa. Nos preocupamos por si estamos comiendo de forma orgánica, consciente y adecuada. Nos guste o no, estamos bombardeados por mensajes creados por la industria que combate nuestro miedo a comer alimentos "incorrectos".


Los alimentos procesados ocupan un lugar destacado en esta jerarquía de productos "profanos". Sabemos que su valor nutricional es inferior al de los alimentos integrales: aquellos que no han sido enlatados, cocinados, congelados, deshidratados, molidos o a los que se les haya agregado sal y azúcar. Pero no todos los alimentos procesados tienen porque ser “malos”. El truco es sortear los mensajes de marketing y leer los ingredientes que llevan. Pon atención la próxima vez que vayas al supermercado:



Alimentos procesados saludables

Frutas y vegetales congelados. Lo fresco no siempre es lo mejor. De hecho, la ciencia no ha demostrado ninguna diferencia nutricional entre los alimentos frescos y los congelados. Esto se debe a que los congelados de frutas y verduras se recogen y congelan en su mejor momento nutricional.


Frijoles en lata. Negros, blancos, rojos ... sean lo que sean los que te gustan, los frijoles desempeñan un papel importante en una dieta saludable. Incluso si vienen en lata, siguen siendo una fuente brillante de proteínas listas para comer. Mézclalas en ensaladas verdes, cocínalos a fuego lento en guisos o envuélvelos en enchiladas. Opta por las variedades bajas en sal para que sean lo más beneficiosas posible (nutricionalmente hablando).


Pescado en conserva. El atún, el salmón, las sardinas y otros pescados enlatados son básicos en nuestra alacena. Espárcelo en las ensaladas, mézclalo con la pasta o ponlo encima de una patata al horno: estas maravillas del océano enlatadas son grandes fuentes portátiles de proteínas, omega-3 y calcio.


Mantequilla de frutos secos. Cualquier mantequilla que provenga de los frutos secos tiene sus propiedades y beneficios. Las almendras están llenas de magnesio y vitamina B2 (excelente para el cabello y las uñas), mientras que los cacahuetes son el bocadillo perfecto para después del entrenamiento (gracias a todas las proteínas). Evita las mantequillas de frutos secos que contengan aceite de palma y opta por las opciones con aceite de coco.


Cereales fortificados. El proceso de "fortificación" de los cereales (añadir vitaminas y minerales a aquellos alimentos que no las contenían) comenzó en la década de 1920 para combatir las deficiencias nutricionales. Aunque los cereales integrales sean los mejores, un bol de cereales fortificados es una cómoda manera de obtener la cantidad recomendada de nutrientes en tu sistema. Averigua el contenido de azúcares en la lista de ingredientes antes de comprarlos.


Yogur. Puede que venga envasado, pero el yogur puede ser una excelente forma de ingerir un poco de proteína, vitamina B12, calcio y, a menudo, probióticos. Lo que deberías tener en cuenta es que no contengan más de 12 g de azúcar por unidad. Ve a por ell griego y podrás añadirle un toque dulce en forma de fruta fresca.



Todo con moderación

Consumir alimentos nutritivos la mayor parte del tiempo y reservar un espacio para los caprichos o la comida rápida (con moderación) puede ser verdaderamente beneficioso. La ciencia muestra que planificarse y permitirse pequeños derroches (o como los científicos lo llaman, desviaciones hedonistas) puede ayudarte a mantener la motivación para lograr tus objetivos.


Ya sea una lasaña para microondas cuando no tienes tiempo para cocinar, una pizza congelada (doble de queso) en la fiesta de un amigo o un paquete de galletas de chocolate un domingo por la tarde, los alimentos procesados están bien en pequeñas dosis. Equilibrar tu salud social, cognitiva y emocional es lo que equivale a un estilo de vida saludable y si eso implica pedir puntualmente con los amigos comida para llevar la noche del sábado, tendrá muy poco impacto físico.


Publicado en Nutrición and tagged Comida Procesada, Nutrición, Receta, Vida Saludable, Comer.