Las 5 mejores maneras de eliminar el azúcar de tu dieta y por qué deberías hacerlo

Publicado en Nutrición

Muchas personas luchan con su adicción al azúcar sin siquiera darse cuenta. Si has tenido problemas para seguir una dieta o simplemente no consigues bajar de peso, no importa la cantidad de ejercicio que realizaras ni las calorías que escatimaras, es muy probable que tu adicción al azúcar desempeñara su papel.

Eliminar el azúcar de manera estratégica y llenarte de productos integrales te ayudará a reducir los antojos de azúcar y a sentirte mejor y lleno de energía. Comer una dieta saludable también hará que te resulte más fácil cumplir con tus objetivos de pérdida de peso. A continuación te detallamos los cinco pasos clave para eliminar al azúcar de tu dieta y también el por qué cada uno de estos pasos es importante para la nutrición de las mujeres.

Elimina las bebidas azucaradas

Los refrescos, las bebidas energéticas, las bebidas de café, las aguas aromatizadas y los zumos contienen grandes cantidades de azúcar. Muchas bebidas azucaradas resultan engañosas con las cantidades, lo que significa que a menudo estás consumiendo más calorías y azúcar de lo que crees. Por ejemplo, el estándar de 33cc de refresco contiene aproximadamente unas 150 calorías. Sin embargo, la mayoría de los restaurantes, las tiendas de barrio y las salas de cine venden refrescos de unas 300-500 calorías. Suprimir la ingesta de una bebida azucarada al día contribuye de manera significativa a los objetivos de pérdida de peso. Busca alternativas sin azúcar, tales como el té negro y el café que satisfarán tu paladar y los antojos de cafeína.

Reduce el consumo de alimentos procesados

Los alimentos procesados hacen referencia a cualquier producto alimenticio que aparenta ser natural pero que nunca lo ha sido. Muchos alimentos procesados se presentan en bolsas, cajas y tarros y están llenos de productos químicos. Los alimentos procesados son muy adictivos debido a su elevada concentración en azúcares y grasas. La manera más fácil de reducir la ingesta de alimentos procesados es empezar a eliminar los alimentos procesados que comemos todos los días. El consumo de alimentos procesados no siempre es terrible pero reducirlos es esencial en la nutrición de las mujeres.

Reduce los carbohidratos

Tanto los carbohidratos simples como los complejos alteran el nivel de azúcar en la sangre de tal manera que tus esfuerzos para perder peso pueden verse comprometidos. Comer carbohidratos en exceso conduce rápidamente a tener más antojos, a menudo de más carbohidratos o alimentos azucarados. La mayoría de las personas dependen de pan, pasta y arroz, lo que hace que sea difícil suprimir los carbohidratos. Céntrate en una comida cada vez, en busca de alternativas saludables con una cantidad menor de hidratos de carbono.

Reduce la cantidad de “azúcares ocultos”

Es fácil añadir un condimento a una comida sin pensar en la cantidad de azúcar que contiene. También puedes comer una ensalada o un sándwich sin azúcares. Sin embargo, cuando lo aliñas o le añades alguna salsa, vuelves a estar en el punto de partida. Cuidado con los alimentos etiquetados como "sin grasa", "bajos en grasa" o "dieta". Muchos alimentos con estas etiquetas contienen menos grasas pero a cambio, tienen más azúcar. Presta atención a las listas de ingredientes de los alimentos y busca sustitutos adecuados.

Bebe más agua

A veces puede parecerte que el cuerpo te pide azúcar cuando de hecho lo que te sucede es que te falta hidratarte y necesitas beber agua. Si te apetece mucho un alimento determinado, bebe un gran vaso de agua y espera unos minutos. En muchos casos, las ansias desaparecerán. Beber agua antes de las comidas también ayuda a reducir el apetito y a perder peso.

Cuando el deseo de azúcar no desaparece y no hay nada que pueda satisfacerlo, date un capricho. Comer un trozo de chocolate o una galleta recién salida del horno con frutas o nueces puede ser, a menudo, justo lo que necesitas sin necesidad de que te salgas de tu dieta.

Publicado en Nutrición