Sopas rápidas para preparar de lunes a viernes

Publicado en Nutrición

Sea un gazpacho ligero y refrescante o la de un guiso fuerte y potente, las sopas son sanas, reconfortantes y súper simples de preparar.

No importa si hace un sol abrasador o un frío día de invierno, un plato de sopa es siempre una de las mejores maneras de meter una gran variedad de ingredientes nutritivos en una comida. Y una de las más rápidas. Los trabajos de investigación de la Biblioteca Nacional de Medicina ha demostrado incluso que la sopa puede ayudarte a perder peso, debido a su alto efecto saciante (te hace sentir lleno).

Hemos unido tres maneras rápidas, infalibles de preparar tu sopa, ya sea con una olla de cocción lenta, cocinándola a fuego lento a la hora de comer o guardarla en la nevera para obtener combustible en un día de trabajo. La única pregunta es qué hacer primero.


1.Sopa picante vegana con frijoles negros

Fuente de la imagen: Cookie and Kate

Vegana, vegetariana y sin gluten, esta sopa cubana de Cookie and Kate no necesita una gran lista de especias para darle un sabor intenso y aromático. Además, las sobras se mantienen durante cuatro a cinco días - perfecto para terminarlas durante la semana. Los frijoles negros son buenos para el corazón y contienen fibra, potasio, vitamina B6 y contenido en fitonutrientes. Esta receta utiliza frijoles en lata, haciendo el proceso de preparación endavía más rápido. Y con las zanahorias, el apio, el ajo, el comino, y un poco de vinagre de jerez en la mezcla; es una forma super rápida de acumular sabores y nutrientes. Cúbrela con aguacate en cubitos para que sea todavía más saludable.

  1. Sopa de coliflor asada y coco

Fuente de la imagen: Jamie Oliver

Una ración de coliflor contiene el 77% de tu recomendación diaria de vitamina C. Esa es la razón principal para comer esta verdura - pero te sentirás presionado a preparar una versión sabrosa sin lácteos ni gluten con esta sopa vegana de Jamie Oliver. Cocinada con leche de coco, es muy cremosa pero no pesada. Añade canela, la mezcla de especias de ras el hanout, los dientes de ajo, el caldo de verduras, y un poco de aceite de oliva – y cúbrelo con coco rallado y aceite de chile (si te gusta picante).

  1. Sopa de lentejas rojas y pollo

Fuente de la imagen: Jo Cooks

A base de lentejas, pollo, comino, cúrcuma y pimentón ahumado, esta sopa de pollo de Jo Cooks contiene una gran cantidad de nutrientes. Las verduras se pueden cortar y tirar en una olla, con caldo de pollo, tomate triturado, lentejas y pollo desmenuzado añadido y hervido durante media hora. No sólo disminuyes el nivel de tu colesterol en la sangre y aumentas el consumo de fibra y proteínas con las lentejas, sino que se ha demostrado que el caldo de pollo disminuye la inflamación y aumenta tu sistema inmunológico. También aumenta tu densidad ósea y contiene gelatina, que promueve el cartílago saludable y alivia el dolor en las articulaciones.

Publicado en Nutrición