Súper alimento en el punto de mira: El Rábano

Publicado en Nutrición

Fresco, intenso, picante y dulce – aquí tienes algunas de las razones del por qué los rábanos son un elemento básico muy apreciado, especialmente en las ensaladas.

Este vegetal picante, llamado científicamente Raphanus sativus, se presenta en una variedad de colores, formas y tamaños. Los más comunes, sin embargo, son pequeños, redondeados y de color rojizo. Los beneficios de este súperalimento pueden obtenerse mediante el consumo no sólo de las raíces sino también de sus flores, hojas y semillas.

Los rábanos son muy buenos para desintoxicar el cuerpo así como para mejorar las funciones del hígado y del estómago. Una crujiente sensación te ayudará a purificar la sangre y aumentar el oxígeno del torrente sanguíneo. Es también un diurético natural, ayudando a liberar sustancias “contaminantes'' en el cuerpo mediante el aumento de la producción de orina para eliminar toxinas.

Si tu objetivo es perder peso, los rábanos son un buen aliado. No sólo proporciona una sensación de plenitud, también es rica en fibra, promueve un sistema digestivo saludable, fortalece tu sistema inmunológico y reduce la inflamación y algunos tipos de cáncer. El dolor, la hinchazón, el dolor de garganta, las infecciones e incluso la fiebre puede paliarse con la ayuda de este increíble súper alimento.

Para experimentar en primera persona la intensidad de esta raíz comestible, la mejor manera de disfrutarla es cruda. En rodajas en ensaladas es mejor. Sin embargo, para ser creativo y explorar nuevos sabores, aquí tienes nuestra receta especial de Stacey en www.goonessis.com, quien sin duda lo logra.

En el jardín:

Los rábanos son quizás el vegetal más fácil de cultivar. Esparce las semillas en la tierra y tres semanas después aparecerán. Los rábanos que han salido son una excelente manera de abrir la tierra para otros cultivos. Los rábanos estarán listos para recogerlos cuando veas sus hombros empujando a través de la superficie del suelo. Los rábanos jóvenes tienen un sabor más dulce, mientras que los rábanos de edad avanzada tienen un sabor más caliente. Recuerda que no debes dejarlos demasiado tiempo en la tierra para que no se ablanden o cojan sabor a tierra.

Los rábanos saben mejor cuando están tiernos y frescos y son una adición maravillosa para las ensaladas, platos de cereales, añadidos en sándwiches o rallados como en esta salsa de yogur. Las hojas de rábano son deliciosas picadas en ensaladas. Utiliza sólo los rábanos con hojas de color verde brillante. No te molestes en incluirlos en la ensalada si están marchitas o amarillas. Los rábanos salteados con un poco de manteca o mantequilla durante 10 minutos hasta que estén ligeramente translúcidos y tiernos están muy ricos, volviéndose suaves e incluso con cierto sabor dulce.

Raita es un plato muy suave, con propiedades muy refrescantes para el cuerpo. Se recomienda servir con 1 - 2 tazas de arroz cocido y se convierte en una comida limpiadora y satisfactoria por la noche. En Ayurveda se dice que evoca una buena noche de sueño. Para variar un poco el sabor, puedes añadir ¼ cucharadita de zumo de limón y se puede hacer con el pepino o zanahoria rallada en lugar de rábano.
Esta salsa de yogur se puede utilizar como un aderezo sobre la ensalada o verduras asadas o acompañado de un plato de arroz/grano picante o Dahl.
Puedes encontrar las hojas de curry en tu tienda local hindú y cuando las almacenas en el congelador mantienen su sabor hasta 6 meses. Después de freírlas un momento en aceite se convierten en una sorpresa sabrosa y crujiente, además de beneficiarte con sus cualidades medicinales maravillosas.

Rábano Raita

Utiliza la medida de cucharas colmadas a menos que se indique lo contrario.
Para 2 personas
Ingredientes:

  • 1 taza de yogur
  • 1 taza agua filtrada
  • ½ taza de rábano rallado fino (aproximadamente 4 rábanos)
  • ½ cucharadita de jengibre rallado
  • ¼ de cucharadita de sal de roca

Voggarane:

  • 2 cucharaditas de aceite de coco derretido / maní
  • ¼ cucharadita de semillas de mostaza negra
  • ¼ cucharadita de semillas de comino
  • 10 hojas de curry frescas
  • 2 pizcas de cúrcuma en polvo

Preparación:

En un tazón mediano, mezcla el yogur y el agua hasta que esté bien homogéneo. Ralla el rábano y el jengibre por el lado más fino de un rallador(rallador/parmesano). Mézclalo en el yogur y añade la sal. Apártalo.

Preparar el voggarane:

Desgarra cada hoja de curry en cuatro trozos. Apártalas. En una olla pequeña a fuego medio, agrega las semillas oleaginosas de mostaza. Cuando las semillas comienzan a estallar (es importante que frías las semillas de mostaza o de lo contrario tendrá un sabor muy astringente), añade las semillas de comino, las hojas de curry y la cúrcuma en polvo y fríelo durante 30 segundos, moviendo la sartén para que las especias se frían de manera uniforme. Apaga el fuego, agrega ¼ taza de mezcla de yogur en la voggarane, mueve la sartén para que se mezcle. Viértelo en la mezcla de yogur y mézclalo bien. Decóralo con picada de cilantro y rábanos frescos.

Publicado en Nutrición