Superalimento: Aguacate

Publicado en Nutrición

El aguacate es un superalimento increíble con resultados probados en un montón de dietas gracias a su alto valor nutritivo.

Este fruto de pulpa verde proviene de la Persea americana, un árbol originario de la América Central y presenta diferentes variedades de color, forma y tamaño.

Los aguacates son ricos en vitaminas (K, C, B5, B6 y E), ácido fólico y potasio. Esta mezcla de riqueza aporta unas 160 calorías por cada 100 gramos de fruta. También cuenta con alrededor de 2 gramos de proteínas, es rico en fibras y contiene unos 15 gramos de grasas saludables - es muy bajo en grasas saturadas.

Los aguacates son más ricos que los plátanos en lo que a porcentaje de potasio se refiere. Y eso es alrededor del 14% de la dosis diaria de este importante mineral consumiendo 100 gramos de esta fruta. El potasio es uno de los macrominerales esenciales y es responsable del mantenimiento de la actividad del corazón y de los músculos, la protección contra la pérdida de masa muscular y la preservación de la densidad ósea.

Los ácidos grasos monoinsaturados presentes incluyen ácido oleico que se relaciona con la capacidad de reducir las inflamaciones y los beneficios para prevenir el cáncer.

Aprende una deliciosa y diferente manera de preparar el clásico Guacamole con esta receta creativa de Stacey de goodnessis.com

Aguacate con tomate, cilantro y salsa de semillas de mostaza

receta aguacate

Ingredientes:

  • 4 aguacates maduros
  • Zumo de 1 limón y su ralladura (cáscara de limón a un lado)
  • Sal marina

Para la salsa de tomate:

  • 1 taza de tomates cherry
  • 1 taza de cilantro fresco picado
  • 1/2 taza de menta fresca picada
  • 1 pastilla de mantequilla (ghee)
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza negra
  • Sal y pimienta al gusto
  • El zumo de 1/2 limón o al gusto
  • Ralladura de 1 limón
  • Opcional - un chile pequeño verde fresco picado

Corta cada aguacate por la mitad, retira el hueso y coloca la pulpa en un recipiente. Añade el zumo de limón y la sal. Tritura un poco los aguacates con un tenedor o para grandes cantidades, utiliza un pasapurés. No te pases – quieres conseguir una mezcla bastante espesa. Resérvalo.

Corta los tomates en trozos pequeños. Pica el cilantro fresco y la menta y luego añádelo a los tomates en un recipiente pequeño, mézclalo hasta obtener una mezcla uniforme. Añade sal y pimienta al gusto y exprime un limón generosamente.

Coloca la mezcla de aguacate en un plato plano. Con una cuchara, haz un agujero en el centro para la salsa de tomate. Añade la salsa de tomate en el centro del plato.

Calienta la mantequilla en un cazo pequeño. Cuando esté caliente, añade las semillas de mostaza y si quieres, la guindilla picada. Cuando las semillas de mostaza empiecen a salpicar y a estallar, apaga el fuego y viértelas sobre la salsa de tomate. Espolvoréalo con la ralladura del limón. Disfrútalo con galletas saladas o rebanadas de tu pan favorito.

Publicado en Nutrición