Superalimento: Chia

Publicado en Nutrición

Las semillas de chía son consideradas como uno de los principales súper alimentos. Originario de México y Guatemala, estas sorprendentes semillas tienen un montón de beneficios y son muy ricas en ácidos grasos omega-3, minerales como el calcio y el fósforo, fibras y proteínas.

Los beneficios probados para la salud todavía son mejores cuando se trituran estas deliciosas semillas con sabor a nuez.

Las hojas de la planta Salvia Hispánica también se pueden consumir en infusiones de té, pero su principal uso comercial se encuentra en las pequeñas semillas negras que se pueden consumir enteras, en harina o en aceite.

La concentración de calcio es 5 veces mayor que la que se encuentra en la leche y puedes obtener la dosis diaria recomendada de manganeso (108%) y un 95% de fósforo.

En la lengua maya chía significa "fuerza" y se cree que los guerreros aztecas la utilizaban como fuente de energía para afrontar las batallas o correr grandes distancias. La alta energía de la Chía, con alto contenido en proteínas y muy bajas en calorías es uno de sus mayores beneficios. Las semillas son una buena fuente natural de energía, tanto que los atletas las utilizan para mejorar su rendimiento y puede sustituir bebidas deportivas / energéticas.

Las semillas de chía contienen antioxidantes y la mayoría de los carbohidratos son fibras, beneficiosas para la digestión y las funciones del cuerpo en general. Mejoran la circulación sanguínea, previenen la diabetes y las afecciones relacionadas con el corazón.

La chía es muy fácil de digerir y es muy versátil añadiéndola en ensaladas, recetas de comida e incluso en el bol del desayuno. Busca la deliciosa sugerencia de desayuno de Stacey de goodnessis.com y disfruta:

Desayuno de Chia y avena

3 raciones

  • 1/2 taza de avena o cualquier otro grano entero, aplastado.
  • 1 + ½ de leche de almendras
  • Zumo de limón recién exprimido
  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • 2 cucharadas de semillas de calabaza, bayas de Goji remojadas (toda la noche) en aceite de girasol.
  • 2 cucharaditas de Semillas de lino molidas

Sírvelo mezclándolo con:

  • Yogur o la leche que quieras
  • 1 mango, 1 manzana, 1 plátano cortado a trocitos y 1 taza de arándanos frescos y frambuesas (o frutos de temporada)
  • Puñado de granola, dátiles o pasas
  • Miel o jarabe de arce
  • Hojas de menta fresca

Receta:

En un pequeño recipiente o frasco mezcla la avena, la leche, el zumo de limón y las semillas de chía. Cúbrelo y resérvalo durante 30 minutos o guárdalo en la nevera durante 8 - 12 horas. Mantenlo así durante 4 días en la nevera.

Deja remojar 2 cucharadas de semillas de girasol, las semillas de calabaza y las bayas de Goji , durante toda la noche en agua purificada.

Por la mañana, escurre las semillas y las bayas. Añade la mezcla de chía a la avena, espolvorea semillas de linaza y mézclalo bien.

Añade un par de cucharadas de avena y de la mezcla de chía en el fondo de cada bol. Añade una capa de fruta, otra capa de avena y mezcla de chía y así sucesivamente.

Espolvorea en la capa superior algo de granola, coco tostado, salsa de fresa, miel, hojas de menta fresca o cualquier otro aderezo que quieras.

Haz click aquí para más información sobre las semillas de Chia y otras súper semillas

Publicado en Nutrición