Cómo el entrenamiento de fuerza puede ayudarte a aliviar el estrés y el dolor de espalda

Publicado en Wellness

Quédate en la sala de pesas y evita visitas a médicos: aquí tienes la razón por la que el entrenamiento de fuerza es el ejercicio perfecto para el cuerpo y la mente.

Los beneficios del entrenamiento de fuerza van mucho más allá del aumento de volumen. Acelera tu metabolismo, previene las enfermedades, te hace más fuerte, disminuye la presión arterial y te ayuda a dormir mejor. También hay pruebas que demuestran que el entrenamiento de peso y fuerza puede ayudarte de verdad a reducir el dolor de espalda. Pero eso no es todo. Las ventajas psicológicas del entrenamiento de fuerza incluyen evitar el estrés, aumentar la confianza en uno mismo y controlar la depresión.

A pesar de los mitos, el entrenamiento con pesas no te convertirá en Schwarzenegger- a menos que lo quieras realmente. Desde levantamientos laterales a flexiones, la clave es desarrollar la fuerza, no el volumen. Para obtener mejores resultados, combina el levantamiento de pesas (usando las máquinas y las pesas de tu gimnasio) con ejercicios para fortalecer el cuerpo (usando tu propio peso como resistencia) para una mente sana y feliz.

Si tienes problemas de espalda y necesitas reducir el estrés, aquí tienes la razón por la que deberías entrenar la fuerza:


Elimina el estrés con ejercicios de fuerza

Practicar yoga no es lo único que beneficia nuestra salud mental y bienestar. El levantamiento de pesas tiene todo tipo de beneficios psicológicos. Tu cuerpo genera endorfinas para sentirte bien, aumentando tu estado de ánimo y disminuyendo tu ansiedad. La técnica del yoga sobre la atención plena también está en juego cuando se entrena la fuerza: la intensidad y focalización de movimientos funcionales hacen que sea imposible dejar que tu mente se desvíe a cualquier parte que no sea el momento presente. Cuantas más repeticiones, menos preocupaciones.

Gracias a los resultados casi instantáneos que se consiguen con el entrenamiento de pesas, también sentirás la diferencia en tus músculos después de una sola sesión. Si eres de los que huyen de las aparentemente intimidantes máquinas de pesas, este entrenamiento es una gran inyección de confianza. La satisfacción que se genera con el levantamiento de pesas no proviene de un número en la balanza: proviene de mirarse al espejo y ver tu cuerpo cada vez más esculpido. Ese tipo de empoderamiento no tiene precio.


Bienvenidas seáis, pesas. Adiós, dolor de espalda

El dolor de espalda crónico puede disuadirte de realizar cualquier actividad extenuante, pero el entrenamiento con pesas y los ejercicios de fortalecimiento pueden ayudar a fortalecer los músculos de la espalda, manteniendo la columna vertebral tal y como deberías. La debilidad de los músculos de la espalda, los músculos abdominales o la mala postura pueden hacer que seas más vulnerable a la tensión de la espalda, así que concéntrate en fortalecer tu núcleo y, a la larga, reducirás el dolor de espalda. Si quieres focalizarte en una sola área para obtener los mejores resultados, un estudio científico del Journal of Physical Therapy Science afirma que concentrarse en los músculos profundos del tronco (los que usamos para la estabilidad de la columna vertebral) puede aliviar el dolor lumbar crónico de una manera muy efectiva.

Esto es especialmente importante para combatir la pérdida de masa muscular que va ocurriendo con el proceso de envejecimiento. Al aumentar tu rango de movimiento, aumentar la densidad ósea y acondicionar los músculos, con el entrenamiento de fuerza puede disminuir la irrupción de lesiones y hacer que las tareas funcionales cotidianas, como levantar objetos, ponerse en cuclillas o subir escaleras, sean mucho más fáciles.

Publicado en Wellness