Cómo el senderismo cambia tu cerebro

Publicado en Wellness

Para aquellas mujeres que tratan de estar en forma, saludables y felices, el senderismo puede ser una gran manera de refrescar la mente y el cuerpo.

Aunque no es muy difícil imaginar por qué hacer ejercicio mientras se disfruta de un paisaje precioso limpia el cuerpo, la mente y el alma, ahora hay una evidencia científica para este fenómeno.

Detiene los pensamientos obsesivos negativos

Las constantes presiones de trabajo y la familia a menudo conducen a unos procesos de pensamiento negativo, lo que aumenta la depresión y la ansiedad y compromete pocos momentos de relajación que tenemos. El senderismo ofrece una sensación casi instantánea de paz y la alegría mientras que disminuye significativamente los pensamientos negativos y obsesivos. Disfrutar de una hora y media caminando en un entorno natural reduce los niveles de meditación y la actividad neuronal del córtex prefrontal subgenual, disminuyendo la posibilidad de padecer una enfermedad mental. Las caminatas en un entorno natural en contraste con un entorno urbano son clave para aprovechar todas las ventajas de senderismo.

Los estímulos creativos solucionan los problemas

Desconectar de la tecnología y volver a conectar con la naturaleza mejora la capacidad para resolver problemas de manera creativa. El bullicio urbano y la tecnología son extremadamente perturbadores, exigiendo constantemente la atención y la prevención de la concentración, que tiene un peaje en el funcionamiento cognitivo. Cuando hagas senderismo, deja a la tecnología en tu casa para disminuir la fatiga mental, calmar la mente y estimular tu pensamiento creativo. Es importante tener en cuenta la salud mental en mujeres que están en forma y sanas.

Mejorar el TDAH

Los niños con trastorno por déficit de atención y hiperactividad (TDAH) luchan con el control de los impulsos y la concentración. A menudo demuestran hiperactividad extrema y se distraen fácilmente. Por lo general los padres de niños con TDAH consiguen medicamentos con receta, que pueden hacer más daño que bien, sobre todo a largo plazo. En muchos casos, las soluciones naturales son eficaces a corto plazo y no conllevan los mismos daños a largo plazo. Los estudios que examinan la relación entre el TDAH y las exposiciones naturales se han centrado en los niños. Sin embargo, los resultados revelan que exponerse a ambientes naturales puede resultar beneficioso para cualquier persona que tiene dificultad para prestar atención y / o mostrar un comportamiento impulsivo excesivo.

El ejercicio es un componente crítico del bienestar general. Dependiendo de la distancia y de la dificultad de la caminata, el senderismo hace quemar entre unas 400 y 700 calorías por hora y no es tan duro para las articulaciones como correr. Es más fácil que las personas que hacen ejercicio en el exterior se “enganchen” a él por lo que es una opción ideal para cualquier persona interesada en mejorar su rutina de ejercicio habitual.

El senderismo es una de las actividades deportivas más sencillas y asequibles. Antes de empezar a caminar, invierte en unas buenas zapatillas para caminar y un buen sombrero y una botella de agua. Muchos excursionistas compran bastones de trekking para aumentar su velocidad mientras liberan de presión a sus rodillas. Utiliza varias capas de ropa para que puedas quitarse y ponerte ropa con facilidad para estar cómodo durante toda la caminata. No te olvides de estirar y de aplicarte protector solar antes de salir por la puerta de casa.

Empieza poco a poco a prueba tus habilidades, como caminar por los caminos de un parque local. Considera el uso de una aplicación de Smartphone para localizar rutas de senderismo por la zona. La búsqueda de escondites de la naturaleza en un entorno urbano ofrece un refrescante cambio de ritmo y aumenta los beneficios de tu caminata. Si es una lucha encontrar senderos cerca de casa, planifica excursiones habituales fuera de la ciudad para realizar paseos más largos.

Publicado en Wellness