Diez opciones saludables para que hagas HOY

Publicado en Wellness

¿Te falla la motivación para mantenerte saludable de vez en cuando? No se puede negar que puede ser difícil, especialmente cuando tienes un mal día en el trabajo o una ocasión especial lo tira todo por la borda - pero hay un montón de propuestas sencillas que pueden ayudarte a mantenerte en el camino correcto.

Empieza hoy con estas diez opciones saludables y no mires atrás…

1. Nunca vaya a comprar con el estómago vacío: Esta es una regla de oro para toda la vida- ve al supermercado con hambre y acabarás con toda clase de cosas en tu carro que normalmente deberías evitar. Planifica tu compra semanal después de la comida, de esta manera harás la compra de una manera más sabia (y gastarás menos).

2. Mejor integral que blanco: si se trata de pan, pasta o arroz, quédate mejor con la opción integral. Su sabor es tan bueno (si no mejor, en nuestra humilde opinión) y mejor para ti (lleno de antioxidantes, fibra y nutrientes de la que la versión blanca carece).

3. Sustituye el ascensor por las escaleras: Es una opción simple que probablemente has escuchado una y otra vez... así que a por ella. Pon a tu cuerpo en marcha con ese “extra” y quema más calorías mientras estás en ello. Nos lo agradecerás más tarde.

4. Deja los caminos planos y sustitúyelos por cuestas: ¿Caminas habitualmente por las aceras? Alegra tu rutina de entrenamiento en tu partida con la cinta de correr. Incrementa el nivel de la inclinación y empieza a trabajar – sentirás cómo trabajan tus músculos de verdad. Además, quemarás más calorías y aumentarás la fuerza de las piernas – ¡todos ganan algo!

5. Olvídate de conducir – sal a correr o coge la bicicleta: Mientras que el coche puede ofrecerte confort y te lleva de un lugar a otro de manera fácil y rápida, ha llegado el momento de dejarlo en la puerta. Correr o ir en bicicleta a trabajar no sólo te permite ahorrar dinero en gasolina, sino que añade minutos extra a tu cuota semanal de acondicionamiento físico, te lleva al aire libre y te da una carga de endorfinas (siempre bienvenidas por las mañanas).

6. No al glotón emocional, en su lugar, medita: Un día estresante hace que tengas antojos de un vaso grande de vino tinto y una bañera llena de helado. No caigas en la tentación - relájate con cinco minutos de meditación en su lugar. Ponte una lista de reproducción tranquila, baja las luces y despeja tu mente - te sentirás como nuevo.

7. Conviértete en la reina de la cocina: De acuerdo, no tienes que preparar una comida gourmet cada noche, pero cocinar desde cero con ingredientes frescos es una habilidad en la vida que vale la pena adoptar. Los platos preparados y las salsas contienen a menudo azúcares y calorías que consumes sin apenas darte cuenta.

8. Unta una tostada con aguacate en lugar de mantequilla: Por mucho que a todos nos guste disfrutar de una rebanada gruesa de pan tostado untado con mantequilla fundida, no le hacemos ningún favor a nuestra dieta. En lugar de eso, úntala con aguacate fresco – mézclalo con un poco de jugo de limón y chile fresco para un verdadero y sabroso aderezo.

9. Ve a por una dosis de cafeína sin florituras: ¿No puedes empezar la mañana sin una taza de té o café? Acaba con tu adicción a Starbucks y opta por un té negro o café. No sólo te desharás de las calorías, sino que también ahorrarás unos céntimos.

10. Dile no a la sidra: Aunque deshacerte por completo del alcohol puede tener un efecto enorme para tu salud, no siempre es fácil. En su lugar, haz un pequeño cambio, pegándote a bebidas alcohólicas adelgazantes como el vodka - para mantener las calorías y el azúcar a raya.

Publicado en Wellness