Ejercicios para el dolor de pies (ahora que has vuelto a los tacones)

Publicado en Wellness

¿Te están matando los tacones? Sigue nuestros ejercicios para tener a tus pies contentos.

Tan glamurosos como son, los tacones pueden torturar a tus pies y causarte todo tipo de dolores y molestias.

Hemos elaborado un conjunto de ejercicios para estirar los pies y las piernas - para que puedas “lucir palmito” por la calle con estilo.

1. El ratón de biblioteca

El ligamento de la fascia plantar suele ser el culpable cuando se sufre de dolor en el talón. Este acompañante difícil en forma de cordón, abarca la longitud del arco de tu pie, desde el metatarso al talón. El ejercicio del ratón de biblioteca lo estira suavemente y además tienes la ventaja añadida de una sesión de ejercicios para los músculos de la pantorrilla y el tendón de Aquiles.

Apila un par de libros gruesos en el suelo, a unos 50 cm de la pared. Ponte de pie encima de los libros con los talones colgando sobre el borde posterior. Sube las manos a cada lado de la cara e inclínate hacia delante hasta apoyar tu peso contra la pared. Mantén esta posición durante 15 segundos.

Sigue apoyándote contra la pared con la espalda enderezada y sube y baja apoyándote con la puntas de los pies unas diez veces.

A continuación, pon todo su peso sobre el pie derecho. Inclínate hacia la pared otra vez, mantén esta posición durante 15 segundos, apoya la espalda recta y elévate sobre tu pie derecho.

Repítelo con tu pie izquierdo.

2. Estiramiento con una botella de agua

Este es otro gran estiramiento del ligamento de la fascia plantar. Si tienes mucho dolor, congela la botella de agua de antemano - el hielo ayuda a enfriar cualquier inflamación.

Siéntate y coloca una botella de agua en el suelo. Desliza la planta del pie, desde el talón a los dedos, sobre la botella, alrededor de un minuto.

Repítelo con el otro pie.

3. Estira el pie

Para relajar los ligamentos del pie, es una buena idea usar tu cuerpo para que te ayude a estirar. Siéntate en el suelo con las piernas hacia delante. Dobla la pierna derecha y alcanza los dedos de tu pie derecho agarrándote el pie. Tira de la planta del pie hacia ti y mantén esta posición durante 20 segundos.

Haz lo mismo con el pie izquierdo y repítelo tres veces con cada pie.

4. Estira la pantorrilla

Con el tiempo, las adictas a los tacones altos comprobarán que los músculos de las pantorrillas y los tendones de Aquiles se han reducido. Esta es otra gran recomendación para estirarlos de nuevo.

Ponte de pie, con los pies juntos, frente a una pared, a unos 75 cm de distancia. Coloca ambas manos en la pared a la altura del hombro para apoyarte. Da un paso adelante para que tu pie derecho se encuentre cerca de la pared. Dobla la rodilla derecha, manteniendo ambos talones en el suelo. Deberías sentir cómo se estira la pantorrilla izquierda. Mantén esta posición durante 30 segundos. Repítelo tres veces en cada pie.

5. Estiramiento con una toalla

Como alternativa al estiramiento del pie, siéntate en el suelo con las piernas hacia delante. Enrolla una toalla sobre la parte superior de tu pie derecho.
Mantén los extremos de la toalla y tira suavemente hacia ti hasta que sientas cómo se estira el pie. Repítelo tres veces en cada pie.

Si te duelen los talones, dedica una media hora al día para estos ejercicios ingeniosos y pronto desaparecerá el dolor. Para conseguir el máximo estiramiento, hazlos cuando los músculos estén relajados, después de un baño caliente. A continuación, ponte tus mejores zapatos para ir de paseo.

Publicado en Wellness