Entrenamiento & Maquillaje

Publicado en Wellness

Es normal que quieras lucir al máximo en todo momento pero hay algún peligro si quieres entrenar con maquillaje. Cada cosa tiene su momento - y el maquillaje en el gimnasio no es una de ellas. Después de todo, no entrenas con tacones de aguja, ¿no?

Es normal que quieras lucir al máximo en todo momento pero hay algún peligro si quieres entrenar con maquillaje. Cada cosa tiene su momento - y el maquillaje en el gimnasio no es una de ellas. Después de todo, no entrenas con tacones de aguja, ¿no?

Aquí tienes nuestras 3 razones principales por las que deberías dejar el maquillaje en casa y entrenar sin una gota de maquillaje.

# 1 El maquillaje no te hará llegar al final de tu entrenamiento

Si tu intención es ponerte a sudar de verdad y disfrutar en el gimnasio, no puedes estar preocupándote por tu base de maquillaje ni por si tu eye-liner se ha corrido. Si quieres llevar maquillaje durante una clase de Zumba, por ejemplo, deberías pensar en una base hidratante con un poco de color. Esta sería la opción menos perjudicial de todas siempre y cuando te la quites antes de que tu piel comience a enfriarse para evitar que los poros se cierren y absorban los restos de maquillaje. Incluso los que son resistentes al agua no podrán evitar dejar la toalla impregnada de maquillaje cada dos por tres, así que, mucho mejor sin maquillaje.

# 2 Puede estropear tu plan para lucir una piel suave y limpia

Sudar es el aire acondicionado natural del cuerpo y ayuda a que se enfríe cuando el ejercicio empieza a calentar en exceso el cuerpo. Si tienes intención de saltar, agacharte, bailar y moverte libremente, no importa a qué clase asistas, no utilices ningún tipo de maquillaje. Aprovecha la oportunidad y permite que tus poros se abran sin que se ensucie tu piel. Los poros obstruidos no son buenos para tus planes de belleza - cuando usas maquillaje, los poros lo absorben y tienden a “fabricar” puntos negros y espinillas.

#3 Puede ser una pérdida de tiempo y de dinero

Cada mañana, puedes pasar unos minutos (o muchos) acicalándote con maquillaje, polvo compacto, colorete, delineador de ojos, sombras y pintalabios. Pero te enfrentas al dilema de tener que quitártelo todo y aplicarlo de nuevo, una vez hayas finalizado tu entrenamiento...

Si entrenas por la mañana, puedes evitarlo y aplicarte el maquillaje en el gimnasio después de tu entrenamiento.

Si entrenas en otros momentos del día, no hay marcha atrás a no ser que tengas un kit de productos básicos y simplifiques las rutinas en distintos momentos del día. Si haces ejercicio más tarde y vas a casa después, tal vez una crema hidratante o un sérum, son las opciones más recomendables.

Deberías eliminar el maquillaje antes de tu entrenamiento con un limpiador, preferiblemente libre de sulfatos, para evitar que tu piel se inflame y se seque. Evita frotarte la cara con toallas o ropa, en su lugar, hazlo con pequeños toques para eliminar el sudor. Una limpieza especial cada dos o tres meses, dependiendo de tu tipo de piel, es una buena manera de mantener tu piel sana y limpia.

Para una solución casera aplícate esta simple, natural, calmante e hidratante mascarilla facial:

• 1 pepino pequeño - pelado
• 1 cucharada de miel
• 2 cucharadas de yogurt natural

Mezcla el pepino con la pulpa, añade la miel y el yogurt y mézclalo para que se integre todo bien. Colócalo en el refrigerador durante 30 minutos aproximadamente. Aplícatelo con un pincel o usa los dedos y déjalo reposar durante 10 minutos. Enjuágate.

Publicado en Wellness