No pierdas la calma: cómo entrenar con un calor sofocante

Publicado en Wellness

5 maneras de combatir las calorías con un sol abrasador

Calor sofocante + ejercicio = entrenamiento duro.Las elevadas temperaturas hacen que hasta la tarea más fácil resulte imposible de hacer: no importa un entrenamiento de elevada intensidad si hace demasiado calor ahí fuera.

Aunque se diga que el calor aumenta el rendimiento deportivo (según un estudio de la Universidad de Oregón), suprimir un entrenamiento por exceso de calor se trata también de una cuestión de seguridad.

Un clima caluroso hace que nuestra temperatura corporal aumente, así que mientras sudamos como locos para enfriarnos, corremos el riesgo de deshidratarnos. No olvides hidratarte durante y después de un entrenamiento – y bebe mucha agua por lo menos una hora antes de salir para llenar tus reservas de líquido.

Lo mejor es tomártelo con calma y no exigirte demasiado cuando hace demasiado calor. Para evitarlo no entrenes entre las 10 de la mañana y las 16 de la tarde (cuando la temperatura alcanza su punto más elevado).

¿Nuestra regla de oro? Aplícate crema solar. Estamos hablando de utilizar SPF 30 como factor mínimo, con propiedades de cinc y de titanio, que resisten bien el sudor. No salgas de casa sin ella- incluso cuando esté nublado (los rayos UV pueden penetrar las nubes y la niebla).

Si tienes ganas de sudar durante los meses más calurosos, aquí tienes 5 de las maneras más seguras para hacerlo.

1. Circuitos en la sombra.

Busca tu lugar preferido con sombra para completar una serie de movimientos de bajo impacto – sentadillas, pesas y estiramientos. Tu objetivo es trabajar suficiente para aumentar el ritmo cardiaco sin forzarte en exceso.

2. Yoga al salir el sol

Disfruta de los rayos de sol de primera hora mientras te mueves y meditas con una sesión de yoga matutino. Aprovecha la oportunidad de unirte a la naturaleza y disfruta de la libertad del aire libre para perfeccionar tus posturas, ya sea en el jardín, en el parque o en la playa.

3. Natación en lugares agrestes

Una inmersión al aire libre o en el rio es justo lo que necesitas cuando el sol se hace más insoportable. Las aguas naturales combaten el calor intenso, hecho que te permite refrescarte mientras entrenas.

4. Entrena dentro del gimnasio

Si el sol es demasiado fuerte, dirígete de cabeza a tu gimnasio para realizar tu sesión de fitness. Un refugio con aire acondicionado es justo el ambiente que necesitas para realizar un entrenamiento intenso sin poner en peligro tu seguridad o la salud.

5. Corre bajo la lluvia

Cuando el tiempo se tuerza (e inevitablemente es algo que sucede), agarra tus zapatillas de Running y corre bajo la lluvia. Lánzate al asfalto y disfruta saltando sobre charcos mientras puedas pero no olvides hidratarte durante la carrera y tampoco cuando la termines.

Publicado en Wellness